La ruta de la internacionalización

“ Un enfoque positivo sobre la humanidad y amplios puntos de vista no surgen de quien pasa su vida en un solo rincón del mundo” cita del escritor Mark Twain, quien en 1895 se embarcó en una gira promocional de su obra, un viaje que lo llevaría alrededor del mundo dándole la perspectiva internacional, los contactos y la inspiración que dieron lugar a sus próximos libros y un rentable circuito de conferencias.

Hoy en día,  toda experta o experto que anhela alcanzar el máximo desarrollo profesional deber considerar la internalización como un peldaño inevitable en el cual la gestión de la visibilidad en paralelo a la generación de contactos a nivel internacional se transforman en la plataforma que pone el mundo a su alcance.

Si bien la tecnología y la globalización facilitan promocionarse y subirse a un avión en tiempo record, internacionalizarse es un proceso que requiere el tiempo de capacitarse e interiorizar conceptos permitiendo a la experta o experto tomar conciencia absoluta de su valor, particularidades y metas, partiendo por los siguientes puntos:

La asociatividad, ser miembro activo de una red local, es un punto clave hacia la internalización, es precisamente el respaldo de los pares impulsando una causa colectiva que permite crecer y darse a conocer, un valor agregado que potencia la capacidad de estrechar lazos, abordar temas y generar oportunidades desde la confianza y colaboración, habilidades que son determinantes a la hora de desenvolverse en el extranjero e interactuar con diferentes culturas.

Metas claras, donde estoy y donde quiero llegar es determinante para trazar los pasos a seguir y contactos a desarrollar.

Contactos/Redes, ampliar y eventualmente capitalizar de la red, empieza por repertoriar contactos existentes, identificar los que hacen falta y definir una estrategia de llegada a ellos basada en la generación de vínculos a largo plazo.

Visibilidad, construir una marca personal que destaque fortalezas, valores y diferenciadores solidificando reputación a través de la presencia en redes sociales, medios e interacciones personales.

Perfil internacional, destacar habilidades, trayectoria, logros y contribución por sobre lo académico en presentaciones, biografías, LinkedIn y redes sociales.

Sabiendo que el mundo hiper-conectado en el que vivimos puede abrir puertas tan rápido como te encuentra en Google, este es el mejor momento para utilizar los conceptos anteriores como brújula hacia la internalización y el éxito.

*Articulo adaptado del original publicado en la pagina de Hay Mujeres-Una experta para cada tema